FONDO

sábado, 4 de enero de 2014

Ya vienen los Reyes!!

Hay sensaciones físicas que se van perdiendo en la vida, a medida que creces.
Pero hay una especial que yo conservo, y que me hace sonreir cuando pienso que mis hijos lo estén viviendo ahora, en sus primeros años de infancia... Es la Ilusión de la Noche de Reyes.

Seguro que sabéis de que os hablo; ese gusanillo en el estómago, cada vez más nerviosos el día 5; si acababas de verlos en la cabalgata, ya estaban cerca de tu casa, colocados los zapatos, unos vasos de leche para los Reyes, naranjas para los camellos y a la cama temprano, que si no estabas dormido no venían...



¿¿Y quién era capaz de dormirse?? Pues yo no.
Y los pobres Reyes esperando para colocarlo todo en su sitio jijijiji

Eso es la magia, porque cualquier cosa en la vida si la llenas de ilusión se convierte en magia.

Ahora estoy del otro lado, en el lado de los pajes, y como cada año vuelvo a sentir las mariposas porque mis hijos ya están contando las horas, preguntan cada rato, están nerviosos (a ratos insoportables, tampoco nos pasemos de románticas), les cuesta mucho más dormirse  y yo estoy encantada de pensar en sus caras cuando se levanten el día 6 (menos la del más peque que no se entera de nada).


Os deseo una buena noche mágica de los Reyes Magos, un mejor día, que os traigan todo lo que puedan y,  sobretodo, que vuestros hijos mantengan esta ilusión durante muchos años


Ahora todos a dormir, los ojos cerrados y a soñar...








No hay comentarios:

Publicar un comentario